jueves, 14 de julio de 2011

la mala leche

Muy señor@s mí@s,

Mala leche es la de los centros de salud que en las clases de preparación al parto regalan canastillas con publicidad y muestras de leches y papillas.
Mala leche es la de la industria farmacéutica que proclama que la ciencia es más sabia que la naturaleza.
Mala leche es la de esas mujeres que mientras estás embarazada te hablan de los suplicios de la lactancia y te auguran un futuro apocalíptico lleno de grietas, mastitis, dolores y un fracaso rotundo antes aún de comenzar.
Mala leche es la de las revistas y foros “para padres” que publicitan leches, biberones y demás pertrechos como imprescindibles para la salud y el crecimiento de los bebes.
Mala leche es la de l@s ginecolog@s y comadronas que no colocan al bebé sobre el vientre de su madre inmediatamente después de nacer para que pueda alcanzar su pecho.
Mala leche es la de los hospitales que por norma separan a la madre y al bebé después de nacer para hacerle pruebas médicas no necesarias o que podrían hacerse sobre el cuerpo de la madre.
Mala leche es la del personal sanitario que aprovechando un momento vulnerable, confuso e inseguro de las mujeres, en lugar de decirles que pueden, que saben, que valen, les tienden un biberón.
Mala leche es la del personal de los nidos que dan biberones a los bebes sin consultar a su madre (o peor aun habiendo esta solicitado expresamente que no se haga)
Mala leche es las de las personas que te dicen que no es normal que tu bebé mame cada dos horas, que tu bebé pasa hambre, que necesita suplemento porque lo importante es el bebé y que tú tienes “mala leche”.
Mala leche es la de los legisladores que “limosnean” bajas maternales de 16 semanas cuando la lactancia materna exclusiva es recomendada por la OMS al menos hasta los 6 meses.
Mala leche es la de las “feministas” que abogan por la “igualdad” y  reniegan de la “esclavitud” de la  lactancia.
Mala leche es la de las personas que expulsan a madres de lugares públicos por alimentar a su bebé (¡¿el pecado está en el ojo del que mira!?).
Mala leche es la de las personas que intentan avergonzarte porque “¡todavía toma el pecho!”
Mala leche es la de las madres que viéndote agotada te dicen “nena, si vas cansada es porque quieres, yo desde que le doy el biberón a mi hijo duermo 8 horas seguidas”
Mala leche es la que se me pone a mí con este tema. Porque en esto de la lactancia hay muuuuucha mala leche y no hablo precisamente del oro blanco que sale de mis pechos.

¿Hay alguna cosa que a ti te ponga de mala leche?

9 comentarios:

  1. Me encanta el post y tu blog!!!

    Te sigo!!!

    Si quieres conocerme, visitame en http://creciendocondavid.blogspot.com/

    Y querría hacerte una pregunta personal. Podrías escribirme un mail a anaperezllinares@msn.com y te cuento?

    ResponderEliminar
  2. Excelente post!! Te sigo :)
    Besos, Andrea

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Andrea, Gracias por estar aquí!

    ResponderEliminar
  4. ¿Donde esta la fila para darte las felicitaciones por tan acertado texto?... Muy bien dicho..Bravo!

    ResponderEliminar
  5. aprendiendo a ser,
    ja, ja, ja! Va a ser que mi mala leche al final sirve de algo.
    Abrazos agradecidos!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5/12/11

    ¡¡¡Mala leche la de los médicos, enfermero/as, comadronas o asistentes, que no te dirijen la palabra en el paritorio, ni siquiera para explicarte lo que está pasando (en caso de problema), o peor aún, que te tratan a patadas ("Si sigues respirando así no le llegará oxígeno a tu bebé, ¿eh?") en el momento de tu vida en el que más necesitada estás de apoyo y serenidad, y arruinan el primer encuentro con tu bebé!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5/12/11

    MALA LECHE ES LA DE AQUELLOS HOSPITALES QUE DURANTE EL PARTO SEPARAN A LA MADRE DE SU PAREJA (O DE LA PERSONA QUE TÚ HA ELEGIDO PARA QUE LA ACOMPAÑE) EN CASO DE CESAREA O PARTO INSTRUMENTAL CON EL FIN DE FACILITARSE LA LABOR Y EVITAR QUE DICHA PERSONA MOLESTE/PROTESTE, O SEA: QUE PROTEJA LOS INTERESES DE LA MADRE.

    ResponderEliminar
  8. Anonim@s... ¡pues si que es mala leche, si!
    Abrazos costernados ;-(

    ResponderEliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!