domingo, 7 de agosto de 2011

SMLM en el 2º mundo


Iba a dejar pasar la Semana Mundial de la Lactancia Materna sin escribir nada al respecto, en parte porque durante esta semana ya se han publicado un montón de estupendos post sobre el tema, en parte porque todo lo que yo puedo aportar sobre mi experiencia personal ya lo he dejado por aquí.
Pero al dejar reposar todo lo que he ido leyendo estos días en otros medios he llegado a una reflexión  que me gustaría compartir.

Hay una frase que he leído en varios blogs y que para mi resume la crianza “dar raíces y luego alas”.
¿Cuán alejados estamos como especie de nuestras raíces para necesitar hacer una Semana Mundial de la Lactancia Materna?

Es la lactancia materna, entre otras muchas cosas, la que nos ha permitido llegar como especie hasta el siglo XXI. ¿Qué ha sucedido en estos últimos años para que, en ciertas partes del mundo, algo tan natural se haya convertido en algo problemático, polémico, incluso exótico?

Nuestra sociedad del bienestar nos vende (¡ojo, y nosotros la compramos!) una ciencia y un progreso que en lugar de ponerse a nuestro servicio, nos han convertido en sus esclavos, llenándonos de miedos y alejándonos de nuestros instintos.
¿Para qué comprar sustitutos cuando lo auténtico y genuino está aquí, al alcance de nuestra mano, de nuestros pechos?

El éxito o fracaso de la lactancia materna no solo habla de historias individuales sino que es un espejo del fracaso o éxito evolutivo de esta sociedad.
En aras del progreso nos han quitado nuestra corporalidad y nos vamos desprendiendo de nuestra humanidad. Nos quitan nuestras raíces y cercenan nuestras alas como a gallinas cluecas. Y, llenos de miedo y culpa, lo permitimos.

Entiendo la necesidad actual de de los grupos de apoyo a la lactancia, de los profesionales de la salud empáticos e informados, de estudios con información veraz y cercana; incluso entiendo la ironía de que un hombre sea superventas explicándonos a las mujeres como amamantar. Son medios para poder retornar al origen, a lo primario, a lo primordial.

Por eso me gusta pensar que más allá del absurdo de un Tercer Mundo que se muere de hambre, en el que bastante complicado es tener leche en las tetas como para pensar en un biberón,  y un Primer Mundo, en el que compramos el biberón sin pensar que tenemos tetas llenas de leche, existe un sEgUndO mUndO habitado por familias que nos cuestionamos, que retomamos las raíces de lo corporal y lo humano en su aspecto más holístico para legar a nuestros hijos un mundo lleno de alas y posibles.
Un sEgUndO mUndO cada vez más poblado, conectado con los instintos y la corporalidad, donde la Semana Mundial de la Lactancia Materna no es necesaria.

10 comentarios:

  1. Me encanta estar conociendo a tantas personas que vivís en ese segundo mundo y sentir que yo también formo parte de él.

    ResponderEliminar
  2. Tenes tanta razon... que no hace falta agregar mas!!! Gracias por la reflexión... Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado la frase "dar raíces y luego alas". Confío en que cada vez seremos más los que habitamos ese segundo mundo.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que has decidido finalmente aportar esta entrada a la semana mundial de la lactancia materna. Me ha gustado muchísimo, gracias por decir lo que está en mi interior aunque yo no me haya dado cuenta... jejeje. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Mouskish, TOD@S las que andamos por aquí vivimos en este 2º mundo ¿Será por eso que somos la tribu 2.0? ;-)

    ResponderEliminar
  6. Gracias Bren por estar aquí y leer mis (sesudas) reflexiones!

    ResponderEliminar
  7. Hola Carol,
    La frase "dar raíces y luego alas" se la he leído en varios post a Ileana (http://www.tenemostetas.com/) y a Violeta (http://criarencontravia.blogspot.com/) me ha gustado tanto que la he pintado en la nevera!
    Abrazos alados ;-)

    ResponderEliminar
  8. Hola Carol,
    Pues me estuve pensando hacer el post... leía cosas tan intimas, tan bonitas y tan informadas por aquí que no sabía yo... me alegro de haberlo hecho finalmente.
    Abrazotes!

    ResponderEliminar
  9. Magia me encanta conocerte...y leer tu blog...que lindo...bien por tu hijo que esta gateando!!! que emocionante yo entiendo tus lagrimas y que lindas que son!!!! me encanta leerte, saludos, lucre

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Lucre ;.)
    Un placer tenerte por aquí!

    ResponderEliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!