lunes, 19 de septiembre de 2011

¿humor? ¡reir para no llorar!

Este no es un post para quedar bonito, no es un post con palabras bonitas, porque para mí el tema es de todo menos bonito.
Este es un post escrito desde las entrañas, estas que hace pocos meses acogieron la vida de un ser humano, estas entrañas fértiles e inteligentes de vida que lo alimentaron, le cobijaron y le parieron.

Esta mañana comencé mi día con un precioso post editado por Lady A  en el que hablaba de las experiencias de la comadrona Pepi Domínguez atendiendo partos en casa.
Como la noche y el día, el siguiente post que he abierto ha sido la denuncia las viñetas de la gaceta electrónica de la SEGO del Parto Es Nuestro

¿Por dónde empiezo a expresar lo que siento?… metro cincuenta y pico, delgada, cuarentona, primeriza… vamos, todos los boletos para un parto intervenido. Suerte que soy curiosa y me informé, suerte que en mi familia ecológica hay un montón de madres que compartieron sus partos conmigo y me apoyaron, suerte que decidí pasar de los fatalistas y hacer caso a mis entrañas y seguir mi instinto y tuve un parto respetado. Un parto en el que me nací como madre y como mujer.
¿Por qué cuento todo esto? Para que quede claro que soy una mujer normal y que si yo pude parir naturalmente, cualquier mujer puede. Siempre que se viva en un entorno en el que se comparta la información, en el que se viva desde la salud, no desde el miedo a la enfermedad, en el que se respete la naturaleza cíclica de la mujer y los valores de la maternidad, en el que prime el respeto y no la mofa.

Sí, soy una de esas afortunadas que ha tenido un “parto ideal”. Quizá no debería ocuparme más del tema, quizá podría optar por la vía fácil del “sálvese quien pueda”. Y sin embargo, cada vez que leo la historia de un parto no respetado, de un nacimiento no respetado me embarga la tristeza y comienzo a llorar. No lo puedo evitar, da igual donde esté, se me llenan los ojos de lágrimas, se me hace un nudo en la garganta, se me hunde el pecho de dolor.
Y luego siento el calor subir por mi vientre, el hormigueo correr por mis manos y me lleno de rabia. Si, una rabia que me ruge desde las entrañas, una rabia que me hace aullar ¡BASTA YA! ¡RECUPEREMOS NUESTRO CUERPO! ¡RECUPEREMOS NUESTRO PODER!

Basta ya de permitir que se mofen de nosotras, que nos infantilicen, que nos humillen, que nos desinformen, que nos atemoricen, que nos traten como cosas.
Basta ya de permitir que nuestros hijos vengan a este mundo entre ruido y metal, drogados con hormonas sintéticas, cogidos por manos ajenas, separados cruel e innecesariamente del único referente que tienen, nuestros cuerpos.
Basta ya de que nuestra sexualidad femenina sea tratada como una enfermedad, que nos acusen de histéricas cuando tenemos la regla y cuando ya no la tenemos.
Basta ya de que nos ac*j*nen mientras estamos con el c*ñ* al aire, que nos droguen, que nos corten, que nos salven  con intervenciones que no hubieran sido necesarias en primer lugar si nos dieran el tiempo y el espacio que nuestro cuerpo femenino biológicamente necesita.
Basta ya de sentirnos humilladas, vejadas, atemorizadas, culpables, desvalorizadas, castradas, cosificadas, taradas, usadas, violadas… ¡y qué encima se mofen de nosotras!

Ojo, no voy a poner toda la responsabilidad fuera. Es fácil culpar al otro y lavarse las manos. Quedarse de brazos cruzados esperando que las cosas cambien, que otr@s vengan a salvarnos.
Eso sería seguir jugando el papel de niñas, el papel de victimas. Y nosotras somos mujeres, y somos poderosas.
Está en nuestras manos cambiar las cosas, legar otro mundo a nuestr@s hij@s.
Está en nuestras manos tomar el lugar que nos corresponde, empoderar nuestra feminidad y velar por nuestros derechos y los derechos de los bebés.
Está en nuestras manos hacernos respetar como mujeres, como madres y como familias.
Está en nuestras manos apoyarnos, sostenernos, compartirnos, informarnos, cuidarnos, formar redes.
Está en nuestras manos denunciar comportamientos abusivos y vejatorios.
Está en nosotras vivir con un toque de humor, con un toque de amor, con un toque femenino empático y sanador.

Difundo las direcciones de los blog de otras madres que se han sentido igualmente indignadas ante esta “muestra de humor” y donde podéis encontrar distintas maneras de manifestar vuestra opinión:


Mireia Long  en  Bebés y Más 
Ileana en Tenemos Tetas
Nohemí  en Mimos y Teta 
Mª Covadonga en Criando Amando
Lady Vaga en Dolce far Niente
Raquel en Teteando

34 comentarios:

  1. Me sentiré honradísima si me añades a la lista: http://www.babyradical.es/blog/noticias/el-parto-es-nuestro-denuncia-las-vinetas-degradantes-del-boletin-electronico-de-la-s-e-g-o

    ResponderEliminar
  2. Lilith,
    El honor es mío.
    Edito para añadir tu post y te agrego en mi blogroll para poder seguir Baby Radical.
    Abrazos radicales!

    ResponderEliminar
  3. Esas viñetas me han parecido una aberración, qué falta de delicadeza y de respeto, y son doctores??? Miedo me da pensar en manos de quienes estamos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Estupendo post!!!! Lo enlazo con tu permiso al mío!!! (Bueno, y sin tu permiso ;o) )

    ResponderEliminar
  5. Espero que con nuestros blogs y entradas como estas podamos ayudar a muchas mujeres a conseguir un parto respetado porque todavía hay mucha desinformación con el tema!!!

    El otro día en el parque, una mama embarazada de un par de semanas menos que yo me dice toda contenta que ya le han programado el día que le provocaran el parto (por la mutua) y ella tan contenta... yo flipaba!!! Como hacerle entender que lo natural es que la niña nazca cuando sea el momento no cuando a ella le venga bien!!! Que si las cosas siguen su curso natural todo es mucho más fácil!!!

    ResponderEliminar
  6. Me pasa igual que a ti! Tengo la suerte de haber vivido dos partos ESTUPENDOS, donde hubo intervencion, pero solo la que yo quise y acepte con conocimiento de causa, donde hubo MUCHO respeto hacia mi y mi criatura, donde pude sentirme fuerte y acojer a mis hijos inmediatamente, momentos que seran siempre los mas felices de mi vida. Cuando oigo las historias de puro terror que algunas han tenido que vivir primero me dan una tristeza horrible, saber lo que se han perdido por decisiones ajenas, y segundo me da una rabia incontenible, de pura impotencia e injusticia!

    ResponderEliminar
  7. Susana20/9/11

    Sólo puedo decir amén a este post.

    ResponderEliminar
  8. Querida MaGiA:

    Juraría que anoche ya había pasado por aquí a agradecerte la mención y tu sensata a la par que esclarecedora entrada, pero al no ver mi comentario publicado, supongo que finalmente se me pasaría. Ando tan despistada últimamente, que no me extrañaría nada...

    Así que te dejo un besazo enorme y sigo por aquí,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Vaya MaGiA, se puede decir más alto pero no más claro. Estoy contigo en todo lo que has dicho! Es una vergüenza!

    Besos de indignacion!

    ResponderEliminar
  11. Completamente de acuerdo contigo. Una cosa es el humor y otra muy distinta el mal gusto y la falta total de respeto. Yo conocí la noticia ayer, por El parto es nuestro y todas las viñetas, y no tienen desperdicio.

    ResponderEliminar
  12. Qué claridad!! Cuánta lucidez!! Me encantó este post!!!!
    Estoy de acuerdo, es responsabilidad nuestra recuperar y defender nuestro cuerpo, nuestro parto, nuestra dignidad. Estos chistes colaboran con el sistema patriarcal y maltratador y lo más triste es que muchas mujeres deben considerarlo gracioso... Aquí en Argentina quieren modificar la ley de profesionales obstétricas para que ya no puedan asistir en domicilios, Sería terrible si lo lograran!! Les dejo el petitorio Online, por si quieren colaborar:
    http://www.peticiones24.com/porelderechoaelegirelparto
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Vergonzoso!
    Muy buen post, totalmente de acerdo. Y me ha gustado la última parte, está en nuestras manos cambiar esto, si no queremos que nos traten como niñas actuemos como mujeres.
    Basta ya!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muy bien dicho Magia!. Creo que la infantilización de la mujer, incluso de los niños, incluso de los mismos hombres, pasa por un abuso de poder que nosotros hemos permitido en esta sociedad paternalista. Donde existe esta figura paternalista todopoderosa que decide y se posesiona de las múltiples factores de la vida, para lo cual necesita vulgarizar, minimizar e humillar al otro.
    Yo tuve dos hijos y un solo parto. Muchas mujeres con las que conversamos en los grupos de crianza, no les gusta mi posición al declararme culpable por omisión de la traumática llegada a este mundo de mi primer bebé. No les gusta mi posición ante el tema, porque tendrían también que reconcer en sí misma, que es una quién entrega el poder al entrar en un recinto hospitalario no respetuoso, es una quién se desnuda y abre las piernas para que la maneosen a descriminación por cuanto extrañ@ ellos estimen conveniente y después una conciente con la cabeza, promete portarse bien y más encima dá las gracias. Le pido todo los días disculpas a mi hija, y trabajo firme para cuando ella quiera ser mamá, este mundo sea más amigable y el derecho a parir plenamente sea la norma.

    ResponderEliminar
  15. MaGiA, la viñeta es de una falta de sensiblidad brutal...

    Yo soy partidaria de compartir las experiencias siempre que una se sienta preparada para ello, sin enmascararlas, como las vivió y como se siente una ahora. Porque en la información está el poder y todas tenemos derecho, al menos, a saber lo que ocurre y decidir sobre ello.

    Por mi experiencia, lo que más me indignó es el abuso de poder que ejercen por estar en desigualdad de condiciones, aprovechando que una se siente vulnerable y está más en otro mundo (condición necesaria además, que tampoco se respeta) para realizar intervenciones sin informar o saltarse a la torera los planes de parto. Para mí esto no tiene perdón, es una falta de respeto absoluta.

    Gracias por tu sinceridad y por la conexión que aportas entre todas!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Maria M.,
    Lamentablemente “chistecitos” de estos se hacen por doquier… Precisamente quién y qué lo publica es lo que más me ha molestado.
    Abrazos profesionales de la SaLuD!

    ResponderEliminar
  17. Maria,
    Sabes que puedes coger lo que gustes del blog… ¡tu no necesitas permiso guapa!
    Abrazos compartidos!

    ResponderEliminar
  18. Laura,
    ¿tú y yo vamos al mismo parque? Imposible hacerselo entender, porque solo oímos las cosas cuando estamos preparadas para ello… quizá ella necesita pasar por una cesárea para ser la madre de su hija… creo que la única “ayuda” es hablar de la propia vivencia, re-normalizar el parto, concienciar del respeto que les debemos a los bebes y a los niños… y a nosotras mismas.
    Abrazos “cuando el alumno está preparado el maestro aparece”!
    Pdta: en serio, Parque de la Maternitat, Bcna…

    ResponderEliminar
  19. Tu y tus mini tus,
    ¡Como me alegra saber que no soy la única! De verdad, tus palabras me serenan, estaba empezando a sentirme reloca con esta tristeza y esta rabia.
    Abrazos “me subo al monte a chillar un rato”!

    ResponderEliminar
  20. Amen Susana!
    Abrazos de bienvenida

    ResponderEliminar
  21. Estimada Lady Vaga,
    Será el password de comentario, a mí con las prisas y el despiste me pasa en un montón de comentarios ;-(
    ¡En serio que yo también te sentí por aquí anoche! Ese despiste… ¡ya sabemos por que es! ;-D
    Abrazos telepáticos!

    ResponderEliminar
  22. Carol (nuestra pequeña cría)
    ¡¡¡lo siento!!!, ¡eliminé tu comentario sin querer y no sé cómo deshacerlo! ;-(
    Como decías, estoy totalmente de acuerdo en que ya basta de tales atropellos.
    Abrazos uppsss!

    ResponderEliminar
  23. Carol (con ojos de madre)
    Abrazos a los cuatro vientos!

    ResponderEliminar
  24. @Mousikh,
    Soy la primera que admiro a la gente con sentido del humor (yo no voy muy sobrada de eso, la verdad), a la gente que SE RIE DE SI MISMA, NO DE LOS DEMÁS. Humor es el de drama mamá, el de mamá española en Alemania, el de Sarai, el de Lady Vaga, el de Ebony, el de Nebetawy, el de Yo y mis mini yos, el de… vamos que todas sabemos que el HUMOR circula por la tribu 2.0 y sabemos reírnos de nosotras las primeras.
    Abrazos “esperando tu wordpress”!

    ResponderEliminar
  25. Gracias Melina!
    Cuando nos levantemos todas y exijamos nuestros derechos se acabara el mal trato a las mujeres y los bebé ¡merece la pena luchar por ello!
    Leí el post el sábado en tu blog ¡muy buen manifiesto!
    Yo también elegí parir en casa y las profesionales en cierta manera se la juegan, por lo que como no se regularice la situación y se comience a facilitar partos respetados (de verdad, no sobre papel) en los hospitales en breve va a ver lista de espera…
    Abrazos colaborativos!

    ResponderEliminar
  26. Carol (Minerva y su mundo)
    ¡ahí está! ¡ese es el espíritu que quería trasmitir!
    Abrazos de mujeres potentes!

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Isa,
    ¡me quito el sombrero ante tu declaración! ¡hay que ser muy valiente para reconocer los propios errores (sea por acción u omisión) y declararlos públicamente! GRACIAS por compartirlo aquí.
    Si, entiendo el rechazo que tiene que provocar en algunos entornos tu postura, porque es difícil enfrentarnos al propio dolor.
    Por lo poco que nos conocemos se que estás haciendo un mundo mejor… y no solo para tu hija!
    Abrazos admirados!

    ResponderEliminar
  29. Coco,
    Yo también gusto de compartir las experiencias por si a alguien le pueden servir. Muchas de las cosas que sé y me han servido es porque alguna mujer me las regaló ;-)
    Precisamente fue por esto que comentas del estado de vulnerabilidad por lo que yo decidí parir en casa. No confiaba en ser respetada (triste pero cierto) y no quería pasarme el parto guerreando.
    Y no, para mí no tiene perdón que después de 22 años cotizando en la SS, el día que necesito usar esos servicios públicos, tuviera que pagarme el parto de mi bolsillo por miedo a encontrarme con un ginesaurio. (si, también hay buenos profesionales, pero no me apetecía jugar con el bienestar de mi hijo o el mío propio)
    Abrazos conectados!

    ResponderEliminar
  30. No podia callar mi voz las apoyo. dejo mi enlace qui

    http://mamae-cologica.blogspot.com/2011/09/tenemos-tetas-los-ginesaurios.html

    Fuerza y animo!

    Un abrazo grande

    Silvana

    ResponderEliminar
  31. Qué suerte tuviste con tu parto!
    Yo no puedo decir lo mismo del mío ni de la forma en que me trataron y voy a aprovechar que el tema está calentito para escribir un post sobre ello. Si lo lees se te llenarán los ojos de lágrimas, como a mí cuando lo recuerdo

    ResponderEliminar
  32. Pero qué es esto? unos días sin entrar por la red y con lo que me encuentro!! No tenía ni idea de lo depravados que son los de la SEGO!! Desde luego, desde aquí lo denuncio y me parece una grosería!!

    Con tu permiso, lo comparto en FB.

    Un fuerte abrazo y gracias por estar ahí MaGIA, te siento muy cerquita mía.

    ResponderEliminar
  33. Hola Silvia,
    Siento que tuvieras una mala experiencia con tu parto. Avisame cuando lo publiques. Realmente me gustará leerlo.
    Abrazos "sanando heridas"!

    ResponderEliminar
  34. Hola Marga,
    Tu sigue los consejos de tu hombre, dedicate a "hacer nada" y cuidate mucho!
    Abrazos floridos!

    ResponderEliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!