sábado, 28 de abril de 2012

vuelta a la Uni


Las tardes que no vamos a la escuelita, desde que nené comenzó a caminar, salimos a dar una vuelta a la manzana. No os cuento nada nuevo si os digo que esa vuelta puede durar tranquilamente una hora o dos.
En una de nuestras excursiones nené decidió entrar en la uni y yo le fui a la zaga. Y así, literalmente de la mano de mi hijo he vuelto a la Uni.

La verdad es que nunca se me hubiera ocurrido que la Uni es un lugar genial para pasar la tarde con un niño que comienza a caminar. Pues sí, es un enorme parque de juegos de 5 plantas con rampas y escaleras para subir y bajar gateando, culeando, arrastrándose. Con suelos y paredes de diferentes texturas y colores, con vidrieras en techos y paredes que nos hacen flipar las tardes soleadas. Con largos y amplios pasillos para comenzar a corretear y coger velocidad, con rincones en los que esconderse y jugar al cucú-tás. Por no hablar de las fuentes en las que chapotear, los jardines super cuidados por los que pasear y ¡la cafetería!
Y como bonus-track tiene un montón de gente de talante amigable (excepto en épocas de exámenes) que se paran a hablar con nené e incluso se agachan a jugar con él.
En serio, la Uni ha sido un hallazgo. Y no solo por lo que tiene, sino también por lo que no tiene. Por todas esas pequeñas cosas que a veces nos amargan los paseos. No tiene excrementos de animales, colillas o basura por el suelo. No tiene cosas peligrosas de manipular (salvo una docena de enchufes que ya tengo localizados), ni cosas que no se puedan tocar. No tiene coches ni motos de los que ocuparme, ni ruido de tráfico, ni gente apresurada…

Esto me ha animado a seguir buscando y recuperar espacios conocidos para disfrutar en familia. 
¡Es hora de utilizar creativamente los recursos de los que dispone la ciudad visibilizar a las madres y a los niños! ¿alguna idea?

9 comentarios:

  1. jajajaj la verdad que es otra forma de redescubrir edificios y sitios que ya conociamos! Un besito

    ResponderEliminar
  2. Que buena idea! Nosotros aquí no disponemos de estos espacios, pero me lo apunto por si un dia tenemos que ir a la ciudad! (como yo me estreso un poco con tanto ajetreo, va a ser un buen refugio) :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mireia,
      Estoy segura que te va a gustar. Si te vienes de paseo a la city llámame y hacemos el paseo juntas que seguro que es más divertido.
      Abrazos desestresantes

      Eliminar
  3. La verdad es que visto que según en qué sitios en la calle es difícil o peligroso estar con los peques, la idea es estupenda.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Una idea genial. Aunque mi facultad no es tan bonita ni tan salubre :S.

    A mi me encanta llevar a mi hijo mayor a las obras a ver excavadoras, al parque de bomberos o a la comisaría para que vea desde fuera los coches...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja,ja! confieso que al vivir en la zona universitaria tengo para elegir, porque hay de todo...
      buena idea la de las obras y los organismos oficiales ¡me la apunto para el otoño!
      Abrazos experimentando

      Eliminar
  5. Qué mágia desprenden los niños una vez más!! Nos hacen redescubrir el mundo en todos sus sentidos!!
    Nosotras somos asíduas de la biblioteca... y no te voy a mentir... cualquier bordillo o escalerilla que nos venga de paso... nos entretiene y nos divierte!!! jijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya te digo Derya!
      Llevo 10 años viviendo en la misma calle y recién ahora me he dado cuenta que hay casi 10 tipos de adoquines diferentes!
      Salir de paseo es toda una aventura.
      Abrazos divertidos

      Eliminar

tu opinión me enriquece
¡convierte mi monólogo en nuestro diálogo!